Lo bueno, lo malo y lo feo de la ejecución del Plan de Desarrollo de Bogotá

concejal Jorge Torres

El concejal Jorge Torres, del partido Alianza Verde, denunció hoy, en debate de control político de la Comisión de Hacienda, que la realidad en la ejecución presupuestal del Plan de Desarrollo para Bogotá, que lleva dos años, es preocupante por la lentitud con la que avanza, pues de los $ 65,5 billones programados, sólo se han ejecutado $ 22,3 billones (Datos tomados de Segplan a 30 de junio de 2018).

Una cifra importante, si se tiene en cuenta que las causas de esta demora en ejecución se ven principalmente en materia de infraestructura, “pues muchas de las obras no verán la luz antes de finalizar el año 2019; por eso la lucha que debemos iniciar ahora es indispensable en busca de obtener excelentes resultados  y  dejar  todo  listo  para  buscar  que  el  próximo  gobierno  pueda terminar la tarea”, afirmó el concejal.

Sin embargo, el avance general del Plan de Desarrollo no es el único tema sobre el que debe ponerse la lupa, pues para junio de 2018 se esperaba que las metas   estuvieran por encima del 50%, y sobretodo que su adelanto se viera reflejado en un impacto real en los objetivos de ciudad. Por lo mismo el concejal Torres realizó un balance de los progresos en materia de ejecución presupuestal.

LO BUENO, las mejores entidades en ejecución

 Varias entidades presentan los avances más destacables del plan, aunque algunas de ellas no reciben cuantiosos recursos en los presupuestos anuales que ha venido aprobando el Concejo de Bogotá en 2016 y 2017.

La Veeduría Distrital encabeza esta lista, con el 63% de ejecución de recursos a  junio  de  2018.  En  segundo  lugar  se  encuentra  el  Instituto  para  la Investigación Educativa y el Desarrollo Pedagógico - IDEP, entidad que guía las investigaciones del sector Educación, y cuya ejecución ascendió al 60% a junio de 2018.

El tercer puesto lo ocupa el DADEP, con un 58% de ejecución; y en cuarto lugar se encuentra la Secretaría de Seguridad, que a la fecha tiene una ejecución del 57.14%, noticia alentadora, pues, siendo una entidad joven, la secretaría apropia grandes recursos cada año y responde a las preocupaciones más sentidas de los bogotanos; sin desconocer, claro está, que quedan temas importantes por mejorar como la disminución del hurto en la ciudad.

 Otras entidades que reportan buena ejecución son la Personería, la Empresa de Renovación Urbana y el IDPAC.

 LO MALO, las entidades tortuga

 La entidad más quedada es Transmilenio. Su ejecución de metas apenas ha avanzado en un 20% desde la aprobación del Plan de Desarrollo, lo cual se ve reflejado en la problemática de movilidad por la que atraviesa la ciudad. De igual forma la Empresa Metro tiene 0,75% de ejecución, cuando su meta más importante es avanzar al menos hasta el 30% en lo concerniente a la primera línea.

 Entre las entidades con menor índice de ejecución también están la Lotería de Bogotá, la Secretaría de Salud, la Secretaría Distrital de Ambiente y el Instituto Distrital  de  Protección  y  Bienestar  Animal;  y  por  del  debajo  del  40%  la Secretaría Jurídica, el Acueducto, Catastro y la Secretaría de Cultura.

 LO FEO

 La Secretaría de Movilidad, la cartera con la responsabilidad más grande de todo el Plan de Desarrollo, apenas lleva un 41% de ejecución, y todavía no han arrancado  proyectos  grandes  como  los  son  las  fuentes  de  financiación adicional y los semáforos inteligentes; e incluso, en este año la estrategia para fomentar el uso de la bicicleta apenas lleva un 24% de lo presupuestado.

 La Secretaría de Educación, que durante todo el curso de la administración había sacado la cara en ejecución, hoy está por debajo del 50%, en buena medida por las demoras en metas prioritarias como la implementación de la jornada única (30%) y la construcción de colegios nuevos (6,7%). El IDU también se queda atrás, concretamente en el espacio habilitado para peatones y bicicletas (alamedas, andenes, puentes peatonales, plazoletas), meta que va en un 17,75% en lo corrido del cuatrienio.

En  últimas,  el  plan  de  desarrollo  viene  poniendo  a  prueba  la  capacidad gerencial del alcalde Peñalosa y todo su equipo de trabajo; y aunque las obras que llegarán en 2019 solo alcanzarían una parte de lo esperado, debe tenerse en cuenta que todavía se pueden obtener resultados importantes. “Otra de las lecciones que queda sobre la mesa en este tema, es trabajar y pensar de manera conjunta en las problemáticas más grandes de la ciudad para desarrollar soluciones sostenidas en el tiempo y no interrumpir su avance más allá de los cambios de gobierno”, finalizó el concejal Jorge Torres.

Pin It

Add comment


Security code
Refresh

BeckRTV.com