9 de abril: un clamor por las víctimas, por Fabio Arias

Dafio Arias

El 9 de abril es ya un día emblemático en nuestro historial nacional.
En este día, hace 70 años, fue asesinado el gran líder liberal de esa época Jorge Eliécer Gaitán, quién se perfilaba como la primera opción de un gobierno popular y alternativo a la oligarquía y las élites liberales y conservadoras y que frente a ese desafío de la pérdida de ese poder, no dudaron en sacrificarlo corriendo todos los riesgos que ello traería, pero que desafortunadamente, para la mayoría de colombianos han logrado mantener hasta nuestros días.
En este largo período hemos vivido, primero, la violencia liberal- conservadora y después, el largo conflicto armado por 53 años con las diversas agrupaciones guerrilleras.
El pueblo colombiano ha sufrido el rigor de dicha violencia política. Más de 300000 muertos nos ha costado estos ingratos insucesos que a más de las pérdidas de vidas humanas, se suman los desastres ambientales y la destrucción de infraestructura física de vías de transporte y edificios, redes de transmisión eléctrica, estaciones de bombeo de combustibles y arrasamiento de campos, comunidades y múltiples organizaciones sociales tanto el campo como de la ciudad.
El sindicalismo en los últimos 30 años ha visto caer asesinados más de 3100 de sus dirigentes y activistas y en una perversa combinación de la violencia antisindical con la aplicación del modelo económico neoliberal del libre comercio ha visto descender la tasa de afiliación del 16 al 4%.
De esta manera es muy importante que este día 9 de abril se halla señalado para conmemorar el día nacional de las víctimas.
Si bien es cierto que los acuerdos de paz entre el gobierno y la guerrilla de las FARC es un gran avance para ir desterrando la violencia política que tanto daño nos ha ocasionado, desafortunadamente siguen existiendo circunstancias que deben superarse prontamente de manera progresiva.
Señalemos al menos tres:
1- El acuerdo del gobierno con el ELN no avanza y todo parece indicar que ello le corresponderá al nuevo gobierno que se elija el próximo 27 de mayo o el 17 de junio.
2- En los dos últimos años se han asesinado más de 280 líderes de derechos humanos y restitución de tierras. Ello viene sucediendo puesto que sigue teniendo una muy fuerte presencia en los territorios, dejados por la guerrilla, las viejas estructuras del paramilitarismo con no pocas apariciones de nuevas formas criminales vinculadas al narcotráfico.
3- La posibilidad de que el Uribismo regrese a la presidencia en el nombre del que dijo Uribe, el "pollo" Iván Duque, con lo cual se harían trizas los acuerdos de paz y se refugiaría nuevamente en el gobierno el poder mafioso de extrema derecha y del desastre de los falsos positivos como forma extrajudicial de dirimir controversias y contradictores.
Es enta perspectiva que este día 9 de abril día nacional de las víctimas adquiere una connotación muy significativa para consolidar la paz, reparar las víctimas, y desactivar especialmente los aspectos negativos señalados.
Eso lo lograremos si además de reconocer las víctimas respaldamos proyectos políticos democráticos y alternativos en la próxima contienda electoral.

Bogotá, 9 de abril de 2018


Fabio Arias
Miembro del comité ejecutivo de la CUT.

Pin It

Add comment


Security code
Refresh

BeckRTV.com