Vigencias Futuras Ordinarias en el Presupuesto de Bogotá

Diego Devia

Según el Proyecto de Acuerdo por medio del cual se expide el Presupuesto para 2018, los recursos disponibles de la ciudad alcanzarían los 20.9 billones de pesos, de los cuales 1.57 corresponden a Vigencias Futuras Ordinarias, que se destinarían principalmente para proyectos en áreas como atención al ciudadano, educación, salud, integración social, deportes y vías.

La Sección Primera de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Consejo de Estado ha manifestado que se puede autorizar el asumir obligaciones que afectaran presupuestos de vigencias futuras cuando su ejecución se iniciara con presupuesto de la vigencia en curso y el objeto del compromiso se llevara a cabo en cada una de ellas.

Al respecto, el Concejal Diego Devia es claro al afirmar que una cosa es “ejecutar” y otra muy distinta es “apropiar”, y por eso la Ley 819 de 2003 establece que las Vigencias Futuras Ordinaras requieren que el 15% de las mismas se APROPIE con recursos de la vigencia en la que se autorizan.

El Concejal Devia también considera que las Vigencias Futuras son mejores que las Reservas Presupuestales, porque para que se autoricen las Vigencias debe haber proyectos específicos, es decir, saber en qué se van a invertir, cumpliendo así con el principio de planeación; mientras que una Reserva Presupuestal es tener unos recursos guardados para cumplir compromisos que no se han ejecutado o cuya ejecución se ha retrasado, lo que va en contra del principio de planeación.

Estas Vigencias Futuras también se destinarían para la compra de suministros tales como combustible, productos y elementos de aseo y cafetería, equipamiento para oficinas (hardware y software), y contratos con empresas de vigilancia y limpieza. La ventaja de esto es que los contratos se pueden hacer a precios del momento en que celebren, generando economías de escala, y permitiendo de esa manera una contratación por mayor cantidad de suministros y más tiempo. En otras palabras, usar las Vigencias Futuras para este tipo de contribuyen a la celeridad de los procesos.

No obstante, el Concejal Diego Devia hace dos recomendaciones en materia de Vigencias Futuras:

  1. Que no se abuse de esta figura, porque se corre el riesgo de volver inflexible el presupuesto, impidiendo que se ejecuten proyectos que no las requieren.
  2. Que se destinen para proyectos consignados en el Plan de Desarrollo y sin exceder la capacidad de endeudamiento del Distrito, que es lo que ordena el Artículo 12 de la Ley 819 de 2003.
Pin It

Add comment


Security code
Refresh

BeckRTV.com